lunes, 17 de febrero de 2014

LA UTOPÍA ERA ESTO

"La idea de una raza de hombres superiores es más odiada que los mismos reyes. Lo anti aristocrático manifiesta su odio a los reyes como máscara."

Friedrich Nietzsche.


La instalación de un detector de homosexualidad masculina, diseñado por médicos para impedir la entrada en el Kuwait de potenciales sarasas, o el sacrificio público presuntamente didáctico de la jirafa Marious en un zoológico danés, dan pie a algunas reflexiones más allá de los muy bastardos enfoques mediáticos expectorados tras la emisión y difusión sistemática de éstas “informaciones”. Interpretaciones sentimentaloídes de corte humanitario o animalista (ya indistinguibles dada la catadura de emisores y receptores) destinadas a impulsar el molino de lo Políticamente Correcto, que en gran medida está vinculado a este abrasivo panorama de locura y despotismo que se cierne sobre todos, ocultan el sentido real de los acontecimientos. No cabe duda que si la decisión para detectar homosexuales se hubiese tomado en Hungría, un país católico con problemas con la Unión Europea, las manifestaciones y alaridos del sector progresista del paisanaje se hubiesen hecho oír durante semanas. Como la decisión ha sido tomada por un pequeño país musulmán, de quien dependen numerosas economías por su enorme provisión de petróleo, todo queda en una anécdota. Y a mirar para otro lado...

Esta es una de las consecuencias de que la verdad haya derivado, gracias a la influencia marxista, de los Mass Media y de la Razón de Estado, a tener un sentido meramente político. Y lo político no es ya más que la gestión de la coyuntura por las élites delegadas junto con la difusión simplificada de ideologemas para su fagocitación invertebrada por el personal de servicio. Si los gangsters llevan turbante, o rezan a Alá, no son gangsters son “hermanos” o terroristas; según le venga bien al poder de turno: Putin, Bush, los dirigentes chinos u Obama.

El aparato en cuestión puede muy bien ser re-acomodado a la detección de todo tipo de “tendencias” que pueden ser “descubiertas” por modificaciones rápidas de los patrones de comportamiento más básicos. En este caso: la erección. Puedo imaginar perfectamente ser sometido a combinaciones de electroencefalogramas o electrocardiogramas ante estímulos que pueden llegar a detectar, presuntamente incluso, determinadas tendencias políticas o religiosas. Obviamente la demonización y la sensación de amenaza creada por los Mass Media, así como el “hecho consumado”, llevarán a su admisión por las grandes masas de becerros que habitan hoy en cualquier lugar del mundo y ostentan las más diversas identidades religiosas, sociales, raciales o políticas. Las masas nunca son buenas aunque los estultos aspirantes al leninismo-Bernays piensen, por la cuenta que les trae, lo contrario.

Recuerdo a los españoles y madrileños que me leen que es gracias a Kuwait que disfrutamos de un infecto y telúricamente intrusivo enclave post urbano en la Plaza de Castilla, las repelentes Torres KIO. Es la capital del Reino epicentro señalado de una las degradaciones urbanas más significativas e inquietantes del planeta. Convocado el horror en las postrimerías del franquismo (el papel de la Iglesia Católica y de la Obra aun ha de ser investigado en profundidad) ha alcanzado con la Transición su culmen, convirtiendo la ciudad en inhabitable aunque superpoblada, no diré de qué. Pero eso sí es una de las más beneficiosas económicamente de Europa para sus minoritarios gestores. La combinación de codicia camuflada de “emprendimiento” (élites), idiocia metamorfoseada en “meritocracia” (expertos en arquitectura y urbanismo) y pasividad e ignorancia crudamente fomentada mediante las instituciones educativas (neomujiks metropolitanos, portadores de derechos y dependientes de todo tipo de “servicios”) es casi invencible. Afortunadamente existen las bombas de neutrones.

Lo que tienen en común estas dos noticias es que en ambas se combinan actos administrativos (definitivos e inapelables de facto en su inmensa mayoría, como todo lo que se produce en nuestro Estado de Desecho democrático) con una turbia legitimación científica. El camino sin duda, vía despolitización y entrega del poder cotidiano a expertos y ONGs, hacia el “mundo feliz.”

Un animal de granja multitudinario, aculturado y mestizo es el paradigma del futuro sujeto global. Calificarlo de humano, por mucho que lo repitan las Naciones Unidas (1) que lleva desde su nacimiento posicionándose en favor de esta variedad de híbrido entre hombre, moviola y puerco, es una mera presunción semántica. Un animal de granja es sólo un bicho y como tal, guste o no guste escucharlo y sentirlo, será y es tratado consecuentemente por los Patrocinadores; aunque constituya mayoría censal demográfica.

Es inevitable señalar con ironía que si este aparato fuese aplicado a los propios habitantes del pequeño rincón del desierto llamado Kuwait, musulmanes “moderados” en su inmensa mayoría, nos llevaríamos grandes sorpresas: ¿se atreverían a expulsar del país al treinta por ciento de sus pobladores? Propongo colocarlo de inmediato a la entrada y salida de las mezquitas de Andalucía.

El caso Marious habla por sí mismo a estas muchedumbres a las que ayuda a condicionar. Es obvio, aunque no se diga en los noticiarios, que en los zoológicos se alimenta a los depredadores con carne de otros habitantes del lugar. No es fácil dar a tigres y leones pienso vegetariano transgénico y que asientan con fruición. A los humanos no les importa tanto esto, se adaptan a lo que sea y tiran hacia ¿adelante? Como usuarios de aviones, de servicios médicos o como votantes, a pesar del hedor a redil y la degeneración subyacente. El judeocristianismo y la Ilustración nos han acostumbrado ya a casi todo (2). La problemática del caso Marious está en la combinación del acto de dar de comer los restos troceados, tras la disección pertinente de la criatura, con las justificaciones eugenistas, todo ello en el el ambiente espectacular generado por los administradores del zoológico y los Media (“luz y taquígrafos”) Democracia global en marcha, es decir: barbarie.

Rechazadas con arrogancia burocrática las solicitudes de salvar a la jirafa, el acto administrativo públicamente gestionado con el “tam tam” mediático da cuenta de lo que se nos viene encima. Todo tipo de absurdos y locuras intrusivas científicamente justificadas por expertos se llevarán a la práctica, contra viento y marea, gusten o no gusten a los receptores. Ese es el mensaje básico. Cierto que si los responsables de la disección hubieran sido muertos in situ por los espectadores, incendiadas las oficinas del zoo y liberados los animales a continuación, la cosa se hubiese tenido que gestionar de otra manera. Pero la multitud sólo saltará cuando le den instrucciones los agitadores patrocinados por las agencias de seguridad (3) para mejor dar otra vuelta de tuerca, tras dialectizar el conflicto, hacia otras dimensiones más profundas de la tiranía. Pensar que Pablo Iglesias viene del espacio sideral para traernos la verdad revelada por Marx es pura idiocia.

Aun no hemos entendido que la comunicación de masas, más allá del marketing o la propaganda que vehiculan, es en si misma un experimento social de corte netamente deshumanizador; legitimado por quienes requieren la uniformidad cultural para la implementacion de sus despreciables y perjudiciales agendas ideológicas y técnicas. Es decir: Financieros y “revolucionarios”, humanoídes asociados.

La democracia significa la no creencia en hombres superiores, en clases elegidas: “todos somos iguales”. En el fondo todos somos un rebaño egoísta y plebeyo.

El armamento del pueblo es en última instancia el armamento de la plebe.

Friedrich Nietzsche.



(1) O neo marxistas como Zyzek o Negri que creen poder conducirlo a verdes y rojos pastos.

(2) Leo en un Tweet bien intencionado: Violencia institucional, dictadura sobre los cuerpos, control de los placeres y de los afectos. Esto es una jodida distopía. Pues claro.

(3) En Spain ya se están calentando motores para algaradas de la extrema izquierda madrileña con la sin duda meritoria y profesional aquiescencia de nuestros Servicios. Reestreno del 15M en otro formato más duro, para profundizar en la Democracia...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada